TRANSLATE

martes, 28 de febrero de 2017

28-F

Himno Andalucía (Rocío Jurado)

LLEGAMOS

Con  puntualidad  británica, hemos llegado a Jerez sin novedad, salvo una pequeña caminata que nos hemos pegado en la T4 madrileña para llegar al embarque; menos mal que hemos utilizado los desplazamientos mecánicos, pero aún así. Juanmi nos estaba esperando y a las 6 menos cuarto estábamos en casa. ¡Qué cosas! Esta mañana desayunando unos huevos revueltos en el "Mokafe", un bar de las bruselenses Galeries St. Hubert, y por la tarde, merendando en tu casa.

REGRESO

Acabamos de hacer las maletas. A las 12 sale el avión para Madrid y el de Jerez a las 15.45, así que esperamos llegar a las 5 de la tarde más o menos. Un transporte que hemos reservado vendrá a buscarnos dentro de un par de horas y se habrá acabado nuestra aventura belga que ha sido positiva en todos los sentidos.
Cuando lleguemos a El Puerto comentaré algunas peculiaridades más de este pequeño país.

lunes, 27 de febrero de 2017

VIAJE A BÉLGICA (8)





Hoy, después de desayunar, hemos ido a ver el Atomium. Para llegar, hemos utilizado el metro haciendo trasbordo. Si los ferrocarriles funcionan bien, el metro no les queda a la zaga. Bruselas tiene el servicio de metro más eficiente de Europa.
Cuando hemos llegado a nuestro destino, aparte del frío que hacía y de la amenaza de lluvia, hemos podido comprobar que la gran mayoría de los turista que allí había eran españoles. El gentío no era excesivo, pero a pesar de ello, había colas para comprar las entradas (12 €) y para subir. Hemos optado por volver al centro, lo que hemos hecho sin problema pues el taquillero del metro nos había indicado con precisión lo que teníamos que hacer, además de haber sacado billete de ida y vuelta (2,20 por viaje y persona). Nos hemos tomado unas cervezas y hemos ido a comer a un restaurante muy afamado, pero algo cutre. La comida fantástica y abundante. Después de comer, cuando volvíamos al hotel ha empezado a llover y a caer pequeños granizos que nos han puesto como a un pato o como a un "zapo", que dirían en Bardallur". Ahora nos vamos por última vez a patear las calles, empezando por tomarnos unas cervezas en el "Delirium Tremens", frente a la Janneke Pis.


VIAJE A BÉLGICA (7)








 Ayer fuimos a Brujas en tren. Iba atestado de gente pues los fines de semana cuesta la mitad y, como ya os comenté, es la primera ciudad turística belga por delante de Bruselas. Hasta Gante tuvimos que ir de pie, menos mal que en esta parada se bajaron bastantes personas. De la estación al centro de la ciudad hay un trechito de unos 10´, pero se hace corto deseando llegar a la Mark, su impactante plaza principal. En el trayecto,divisamos sus principales torres y pasamos por su calle comercial, en la que pudimos ver que el grupo Inditex está presente con varias de sus marcas. Estaba nublado, como es habitual por estas fechas y llovió un poco, lo que aprovechamos para entrar en un restaurante en el que tomamos un par de platos de las especialidades del país y unas cuantas cervezas. Después de comer decidimos regresar -sin ver los canales- a Bruselas. Para volver a la estación cogimos el autobús que, al "módico" precio de 3 € por persona, nos acercó en un periquete. Pudimos sentarnos a lo justo. Pese a esto, el sistema de comunicaciones de Bélgica es de los mejores de Europa.

La casa de abajo esconde un secreto, ¿eres capaz de encontrarlo? ¡Ah! y ¿quién es el de la estatua?

 http://viajes.elmundo.es/2013/08/30/europa/1377853461.html

http://www.visitflanders.com/es/destinos/brujas/




VIAJE A BÉLGICA (6)


 Estamos viendo edificaciones y jardines del centro de Bruselas. En esta zona del Monte de las Artes se encuentran la Biblioteca, los Archivos Reales, el Palacio y museo de Bellas Artes, el Palacio de Charles de Lorraine, la Iglesia Protestante...
 También este bloque de edificaciones en el que destaca la de los antiguos almacenes Old England.
 Este edificio de art nouveau alberga ahora el museo de instrumentos musicales.
 La iglesia de Santiago en Coudenberg, en la Plaza Real. Varios museos (Magritte, Belvue) se encuentran también próximos a la Place Royale.

 Una de las cosas que no hay que pasar por alto en la Place de L'Albertine es este precioso carrillón situado en la fachada del Archivo General del Estado, en el Mont des Arts.

Se trata de un reloj totalmente automático instalado aquí durante la construcción del Palacio de Congresos, con motivo de la Exposición Universal de Bruselas 1958. El carrillón consta de 24 campanas y varias estatuillas en hornacinas que forman parte de una colección de figuras históricas de Bruselas.

En la parte superior hay una figura articulada que, con su martillo toca la campana, a cada hora en punto.


domingo, 26 de febrero de 2017

VIAJE A BÉLGICA (5)

Dentro de un ratito nos iremos a desayunar. Vamos a un café cercano al hotel que se llama "Arcadi", que igual te ponen dos huevos fritos que una hamburguesa, una tarta de espinacas, un  chuletón...lo que quieras. Tienen la cocina abierta desde las 7 de la mañana hasta las 11 de forma ininterrumpida. después pillaremos el tren para ir a Brujas, tarda más o menos una hora y va directo. Te deja a unos 10´ del centro de la pequeña ciudad medieval de los canales, la localidad más visitada de Bélgica. No sabemos si nos dará tiempo a ir a Gante a la vuelta, sobre la marcha.

IMPRESIONES

Bruselas es una ciudad pequeña -no llega a 200.000 habitantes- y, casi todo, se concentra en torno a la Grand-Place. Es el casco antiguo y, por supuesto, la zona más turística. Es una ciudad un tanto gris y se vuelven locos por un rayo de sol,oh!oh!oh! No hemos encontrado aglomeraciones, salvo unas cuantas excursiones -algunas de españoles- y hemos podido desplazarnos sin agobios ni sofocones. No es barata, pero tampoco demasiado cara. Hemos visto muchas obras municipales, bastantes policías y alguna patrulla del ejército armada hasta los dientes. La fauna que se mueve por la ciudad es diversa; dejando a un lado los turistas, hemos visto bastantes africanos de su pasado colonial, norteafricanos, hindúes, pakistaníes, chinos...La gente viste bien, de oscuro, como en casi toda la zona occidental europea y, las muchachas, pues como en España, parkas, leggins y zapatillas de deporte. La mayoría de los establecimientos hosteleros no tiene barra, así que hay que sentarse en una mesita rodeada de otras mesitas muy próximas entre sí. A la hora de la comida o la cena -muy temprano las dos- todo está atestado de gente. Comen mucho pan, mucho bocadillo -"metralletas", club jambon...- y carne de conejo, pavo y ternera, además de algo de pescado y los consabidos mejillones y patatas fritas. Los dulces  (goffres, bombones, merengues, churros...) les entusiasman y beben mucha cerveza. El vino es mediocre y caro, salvo que pidas marcas o denominaciones de origen -he visto una botella pequeña (1/4) de Marqués de Cáceres en un Carrefour express por 8 €-; las bebidas destiladas, por las nubes. Prácticamente no hay productos españoles, lo que demuestra que algo falla en la política exportadora de esta España nuestra -o de quien sea-. Suelen ser algo distantes con los españoles, debe ser que todavía recuerdan lo de "la pica en Flandes", o que les da envidia de nuestro sol, playas, comida...Pocos hablan nuestro idioma, salvo honrosas excepciones y, son bastante secos, algo estirados y mantienen las distancias. Aunque parece que durante el día son muy moderados en el habla, hay que verlos por la noche. En un bar que entramos ayer, el vocerío iba in crescendo a tenor de la ingesta de cervezas, vamos, más o menos como en cualquier garito español. Conducen muy rápido y no suelen respetar los pasos de cebra. Hemos visto pocas bicis, aunque hay servicio de ellas. Tienen muchos museos y se vuelven locos por los comics.
Mañana iremos a Brujas y Gante y, pasado, a ver el Atomium y la zona europea. Ya os iré comentando.

 Casas típicas de la ciudad.

Cervezas, su gran pasión.
Club jambon (queso, jamón york, huevo duro, pepino, tomate, rúcula, lechuga y salsa mayonesa especial). Mide un palmo, más o menos.

sábado, 25 de febrero de 2017

VIAJE A BÉLGICA (4)

 MJ posa junto a Tintín y Milú en la tienda dedicada al personaje de Hergé.
 El "meoncito" (Manneken pis) vestido para el carnaval.
 Hemos conseguido comer en "Chez Léon".
 Nos ha tocado una mesa junto a la cocina. ¡Qué ajetreo"!
 Donde me ha tocado sentarme, había una placa con el nombre de Hergé y, al lado, la de Catherine Deneuve. MJ ha estado sentada donde estaba la placa de Juliette Gréco y, a su lado, Jean Marais.
 La carbonade flamande es uno de los platos más típicos de Bélgica. Se elabora con carne de ternera guisada en cerveza y acompañada, como no, de patatas fritas. Estaba muy sabrosa y la salsa, "pa mojar".
Los mejillones (moules) -que también se sirven con patatas fritas- son otra de sus especialidades. Provienen del mar del Norte y se cocinan de diferentes maneras. Estos son al vino blanco y estaban buenísimos -ha sido el plato que ha pedido MJ, aunque yo he probado dos o tres o cuatro-.

VIAJE A BÉLGICA (3)

 Las Galerías Reales de Saint Huberto (Galeries Royales St,-Hubert) es una galería comercial techada  y acristalada del S. XIX, pionera de otras famosa en Europa como las de Milán o San Petesburgo. En ella se pueden encontrar tiendas de lujo, de chocolates y dulces, de figuritas curiosas, de encajes, bares, teatro...
 Los zapatos de la izquierda no bajaban de 180 €.
 Chocolate y más chocolate.
 La reina saluda como un autómata, Einstein se lleva la mano al intelecto y Napoleón se mete la mano  debajo de la casaca.

Los famosos encajes de Bruselas.

VIAJE A BÉLGICA (2)

 MJ,  con algo de frío -hoy corría un viento helador-, delante de la catedral gótica de San Miguel y Santa Gúdula. Un detalle: Entramos gratis.
 Nave central (tiene dos laterales, como se puede apreciar en la portada superior en la que vemos los tres pórticos). Las esculturas representan a los 12 apóstoles.
 Detalle del púlpito barroco del S. XVII.
Parte del órgano Grenzing con más de 4000 tubos y 4 teclados.